Obesidad y sobrepeso: múltiples causas.

por | Jun 14, 2019 | Trastornos de la alimentación | 0 Comentarios

 

Son varias las definiciones de sobrepeso que podemos encontrar. Algunos especialistas hablan de un peso por encima del 20% del peso ideal, otros toman como referencia el cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC), pero todos coinciden en que por encima del 30% de sobrepeso se eleva el riesgo de presentar problemas de salud, muy relacionado con la cantidad de grasa abdominal como factor de riesgo de aparición de complicaciones como la intolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina, aumento de la presión arterial y de lípidos en la sangre, problemas pulmonares y renales o mayor riesgo de complicaciones en intervenciones quirúrgicas y durante el embarazo. En occidente se estima que entre el 30 y el 50% de la población presentan sobrepeso y que solo el 20% acude a un especialista, como por ejemplo al endocrino.

¿Cuáles son las principales causas del sobrepeso?

 Si bien se reconoce un cierta propensión biológica-heredada que predispone, por ejemplo, a tener metabolismos más lentos y mayor capacidad de desarrollar células grasas, no menos importante (a veces más), es cómo hemos aprendido a comer. Una predisposición biológica no quiere decir que una persona no pueda adelgazar y mantener en su peso, sino que le va a tener que trabajar más. Un balance energético desequilibrado es la principal razón: es decir, cuando ingerimos más calorías de las que utilizamos porque nuestro organismo almacena la energía que no utiliza en forma de grasa. A esto hay que añadir el sedentarismo que encontramos habitualmente asociado al sobrepeso y que no ayuda en su tratamiento.

Comemos más por múltiples razones: porque hemos aprendido a comer mal, de forma no equilibrada y más cantidad de la necesaria, porque surge la ocasión y en muchos casos comemos sin tener realmente hambre, porque el ritmo de vida actual nos lleva a abusar de precocinados y no tenemos tiempo para preparar alimentos más saludables o porque el comer lo utilizamos para afrontar estados emocionales negativos como la tristeza, el nerviosismo o el enfado. Existe una relación entre ansiedad y pérdida del control sobre la comida y también de otras emociones desagradables como el aburrimiento, hasta el punto de que algunas de estas sensaciones pueden ser confundidas con el hambre y llevarnos a comer inadecuadamente.

¿Cuantas causas pueden haber para la obesidad?

Considerando todo lo que sabemos, el problema de sobrepeso es un problema que tiene múltiples causas: biológicas, ambientales, conductuales y emocionales, y para abordarlo de un modo eficaz se tendría que intervenir desde diferentes frentes que son necesarios y complementarios, pues en la mayoría de los casos un único modo de abordarlo no es suficiente por sí solo y juntos aumentan de manera importante la posibilidad de reducir peso y, lo que es tan importante como reducirlo, mantenerlo. Para acercarnos al problema del modo más completo sería necesario contar con perspectivas médicas, psicológicas y nutricionales. Desde la psicología son numerosos los estudios que demuestran cómo la terapia cognitivo-conductual a través de la psicoeducación, técnicas de relajación y regulación emocional, estrategias de planificación de actividades, de cambio nutricional y de hábitos de ingesta y la prevención de recaídas, entre otras, pueden ser fundamentales para el éxito del tratamiento y su mantenimiento en el tiempo.

 

Call Now ButtonPide Cita: 640033384